martes, 4 de marzo de 2014

Universo: Acción de Energía Dinámica

Todo lo material que observamos proviene de un funcionamiento Energético Dinámico. Así, el universo material que observamos depende de una fuente originadora de Energía Dinámica. Pero más importante todavía es el echo de que los diferentes procesos energéticos envueltos en hacer funcionar el universo se rigen por matemáticas inteligentes.

Desde la parte más diminuta de un átomo hasta una galaxia, todo lo que existe, incluido el ser humano inteligente, no es más que un compuesto entrelazado de energía vibrante. No es de extrañar, que cuando el hombre inteligente examina el universo, la única opción que le queda es pensar que existe un ser inteligente y poderoso detrás del matemático entrelazado energético vibrante.

Pero el universo estaría inacabado si faltara el ser humano, que parece ser lo más complejo y avanzado que existe en el universo, con una maquinaria asombrosa de precisión biológica. Un ser inteligente que está diseñado para apreciar y disfrutar de las maravillas de la creación.


¿Nos preguntamos: de que está compuesto lo material que vemos?
Por ejemplo: si miramos con un microscopio para ver de qué se compone una célula. Ensimismado te concentras en el núcleo, que es el órgano más importante de la célula, porque entre otras cosas contiene el ADN, que es el código genético, o sea el software que le dirá cómo comportarse, y el ARN que es un líquido que le permite al ADN manifestarse y comunicarse con el exterior. Es su pequeño cerebrito.

Cuando quieres seguir avanzando y ver los detalles del núcleo, te encuentras con moléculas. Por ejemplo moléculas de carbono, de nitrógeno y de muchos otros materiales. Esas moléculas son como globitos de diferentes colores y que a su vez están formadas por varios átomos, todos similares entre sí. La molécula de carbono está formada por átomos de carbono y un entrelazado energético que los mantiene unidos.

Seguidamente con más aumento enfocamos a un átomo. ¿Y qué es lo que se observa? algo que se mueve a gran velocidad con la apariencia de una nube. Mirando con más precisión a la nube, entonces se diferencian hacia el interior otras nubes más densas, que en los dibujos aparecen coloreadas en diversos colores. Cada una de estas nubes se componen de movimientos de partículas de energía vibrante. Impresionado, piensas que has cambiado varias veces el aumento del microscopio para llegar a ver simplemente una nube externa vibrando con otras nubes más en el interior vibrando. Por ningún lado observaremos algo que tenga la apariencia de sólido.

Resulta que la materia se compone de esas nubes en movimiento y no hay nada más.
Todo lo que vemos a nuestro alrededor, los ríos, las montañas, los árboles, la Luna, todo, absolutamente todo, si lo miramos con un microscopio muy potente, es el resultado de una pequeña nube junto a otra y a otra, vibrando en sus diferentes formas. No hay nada que puedas encontrar parecido a lo que nosotros llamamos "sólido". Lo que nosotros entendemos por sólido no existe en la composición de la materia. ¿Que es lo que curre para tener la apariencia sólida? Las pequeñas nubes se componen de energía entrelazada que se unen de forma tal, que cuando las tocas parece que fueran "sólidas".

Estamos formados de nada sólido, de gran cantidad de energía entrelazada que vibra formando huecos vacíos entrelazados. Llegado a este resultado, uno se pregunta de qué cosa están hechas estas pequeñas nubes. Y la respuesta es sencilla: de Energía Dinámica vibrante en movimiento. Energía Entrelazada en pequeños espacios huecos que a su vez se entrelazan entre ellos. Esa energía vibra de acuerdo a la característica que adopta cada clase de materia. Los científicos no han podido aún llegar más lejos que eso, pero nos dan a conocer que esas pequeñas nubes no tiene materia consiste de nada "duro" o "sólido" como estamos acostumbrados a pensar.

El fenómeno es extraño para nuestra escala y para nuestra sensibilidad. Pero está ahí. Debemos conocerlo, porque forma parte de nuestra composición. ¡¡¡Qué ser tan inteligente, fuente de energía dinámica, pudo entretejer la energía para dar la existencia al Universo, y además diseñar seres humanos inteligentes que puedan observar y disfrutar de un diseño tan maravilloso, al que podemos llamar creación!!!
--------------------------------------

sábado, 22 de febrero de 2014

Evolución ¿Hecho Científico?

La teoría de la evolución: hecho científico o creencia? 

Esta es la pregunta que Cinco científicos, de reputación mundial, documentan y tratan de contestar en un video vendido alrededor del mundo. Los Cinco científicos cuestionan y dan su respuesta sobre la Evolución Darwinista. Es un vídeo muy popular a nivel catedrático y de los geólogos modernos en todo el mundo. Aclamado en festivales internacionales, sin embargo es poco conocido por el publico. Presentado por el Prof. R. Fondi, Paleontólogo - Profesor de Pan teología de la Universidad de Siena, Prof. G. Sermotti, Biólogo Molecular y Profesor de genética.

Johannes Walther, jugó un papel decisivo en el desarrollo de la estratigrafía de la Geología Moderna, también creo con esta una herramienta perfecta con la que se pudo conceptuar todo lo errado de las actuales cronologías sometidas a las clásicas pruebas de C14 y su enumeración de capas, hechas por Arqueólogo, Antropólogos y Geólogos contemporáneos, a los fósiles encontrados en sus excavaciones supuestamente de millones de años de antigüedad. Dos volúmenes del trabajo de Walther, resumen la Litogénesis moderna, los cuales fueron publicados en 1883 y 1884, siendo un pionero en el Análisis de la Sedimentación Clásica.

Walther afirmó que el correcto análisis de las facies (facetas) sedimentarias podrían revelar pistas importantes sobre la formación y el movimiento rocoso. Estos métodos son muy importantes y los serán mas si se aplican desde ahora a los hallazgo geológico. Teniendo un método correcto tendremos también una correcta evaluación para cada hallazgo. Las Facies sedimentarias son las capas dentro de una formación especial que son diferentes en su historia a la de los alrededores de las capas sedimentarias de la misma zona.


Las Facies se pueden mostrar en diferenciación vertical, en diferenciación lateral, o en ambas. La diferenciación puede ser la definición de una facie Litológica o de tipo Paleontológica. Walther avanzó el método ontológico en el análisis de la estratigrafía de facie. Ávido naturalista, se dedico mucho al trabajo de campo. Sus datos reflejan una pasión por la observación actual vinculada a la historia geológica.

Cerca del siglo pasado, Walther avanzó en el mundo académico Paleontológico, con lo que se conoce actualmente como la "Regla de las Facetas de Walther". "Walther"s Facie Law". Esta regla refleja que las facies sedimentarias reflejan una secuencia de superposiciones verticales, "una progresión vertical de facies que reflejan cambios en las facies lateral". Estas rocas sedimentarias o capas muestran esencialmente la preservación del medio ambiente en un depósito o punto en la historia dado. Estos cambios en el ambiente reflejan deposiciones y capas de sedimentación antiguas en los cambios laterales que pueden transgredir (se superponen) en los alrededores de los depósitos.

No obstante, estas capas cronológicamente transgresoras mostrarán una sucesión similar vertical y lateral. la regla Facies lateral Walther cambios relacionados con los cambios tanto en vertical (la sucesión vertical). La Regla de Walther dio una explicación poderosa de que las facies y sus depósitos están relacionados con el cambio y sus cambios laterales que la superficie de la Tierra haya sufrido y que a menudo se refleja en las capas Litoestratigrafía y sus formaciones que no siempre reflejan o pueden ser utilizadas por no indicar las fechas con exactitud de esas formaciones rocosas (por ejemplo, cuando existen discordancias). En definitiva, la regla de Walther fijó el límite en el análisis litoestratigráfico y se colocó en adicional confianza con el análisis Paleontológico de los registros fósiles.

El trabajo de J.Walther, no fue popular o de amplio uso en sus comienzos, aunque sí sufrió el mismo aislamiento que experimentaron otros muchos científicos como Deutsch al principios del siglo XX y posterior a las Guerras. En última instancia, el trabajo de Walther fue apreciado por su gran cantidad de datos acerca de los procesos sedimentarios y facies sedimentarias.

La Ley de Walther en los avances de análisis de las facies en última instancia, resultó de gran utilidad en la predicción de las formaciones que pueden contener petróleo, y minerales específicos, o minerales de valor económico.

Cinco científicos cuestionan y dan su respuesta sobre la Evolución Darwinista.



-------------------------------

lunes, 27 de enero de 2014

Maravillas de la Creación

Lo que Revelan las Maravillas de la Creación 
En esta información "resumen de un video", comprobará lo interesante que es contemplar de cerca la creación. Sin duda le asombrará la magnitud y complejidad del mundo que nos rodea; pero queremos animarlo a mirar más allá del imponente universo material y percibir las cualidades y la personalidad de nuestro grandioso Creador. Pero es preciso que hagamos un esfuerzo consciente dirigiendo una mirada atenta a algunas de las maravillas de su creación. "Las cualidades invisibles de él se ven claramente desde la creación del mundo en adelante, porque se perciben por las cosas hechas." (Romanos 1:20)

LAS MARAVILLAS DE LA CREACIÓN REVELAN GLORIA.
A muchas personas les gusta contemplar la creación. Pero muy pocas comprenden que lo que ven es un reflejo de la mente y el corazón de nuestro grandioso Creador. Hace mucho tiempo, David conoció al Creador leyendo Su Palabra inspirada. Pero también lo "vio" y se acercó a él observando la creación.

"Cuando veo tus cielos, las obras de tus dedos, la luna y las estrellas que tú has preparado, ¿qué es el hombre mortal para que lo tengas presente, y el hijo del hombre terrestre para que cuides de él?" (Salmo 8:3, 4) David amaba al Creador y veía su poder, su sabiduría y su amor en todo lo que lo rodeaba.

Este mundo está hecho para que la gente se olvide de su Creador. ¿Apartamos tiempo para mirar más allá de este mundo hecho por el hombre? Cuando lo hacemos, hasta las cosas más comunes se vuelven extraordinarias si abrimos los ojos para ver a Aquel que las hizo. La vida, este planeta, el cielo estrellado: en estas cosas podemos ver al Creador, de modo que nos acercamos más a él.

En Génesis 15:5 leemos que el Creador invitó a Abrahán a 'mirar hacia arriba y contar las estrellas'. ¿Cuántas estrellas pudo contar Abrahán? Nuestra galaxia, la Vía Láctea, tiene más de cien mil millones de estrellas. ¿Podemos siquiera imaginarnos un número tan grande? Intentémoslo comparando cada estrella de nuestra galaxia a una página de un libro. ¿Cuánto nos tomaría examinar esas páginas? ¡A un ritmo de una página por segundo, nos tomaría más de tres mil años! Para contarlas todas en nuestra vida, tendríamos que pasar unas cincuenta páginas por segundo sin descansar ni un solo instante. Ni siquiera podemos contar las estrellas; sin embargo, el Creador las conoce a todas por nombre.


Al mirar más allá de nuestra galaxia, los astrónomos han descubierto que en los espacios de cielo que desde la Tierra parecen casi vacíos hay en realidad miles de galaxias. Pero ¿las repartió el Creador al azar? Incluso a esta escala tan colosal se observa una elegante organización. "Hay Uno que [...] extiende los cielos justamente como una gasa fina, que los despliega como una tienda en la cual morar." (Isaías 40:22)

Todos estos enormes cuerpos celestes se mueven continuamente, con movimientos tan precisos que se han comparado a la coreografía de un complejo ballet. No solo nos cuesta muchísimo concebir la cantidad de estrellas, sino también las distancias que las separan. Tratemos de visualizar la distancia entre el Sol y su estrella más cercana: Próxima Centauri. Imaginemos que pudiéramos comprimir la Vía Láctea para que el Sol quedara del tamaño de una pelota de fútbol que estuviera en la ciudad de Nueva York. A esta escala Próxima Centauri estaría a casi seis mil kilómetros de distancia, en París, y sería un poco más pequeña que una pelota de golf.

En realidad, el Sol está a casi cuarenta billones de kilómetros de su estrella más cercana. Cuando contemplamos las estrellas nos llenamos de admiración y respeto por el Creador. Sin embargo, como señala el libro de Job, lo que vemos son apenas "los bordes de sus caminos" (Job 26:14). Cuando el profeta Isaías miraba el cielo estrellado, percibía las cualidades del Creador.

"Levanten los ojos a lo alto y vean. ¿Quién ha creado estas cosas? Es Aquel que saca el ejército de ellas aun por número, todas las cuales él llama aun por nombre. Debido a la abundancia de energía dinámica, porque él también es vigoroso en poder, ninguna de ellas falta." (Isaías 40:26)

¿Y cuánto poder se necesitó para crear el universo? Hay un increíble poder incluso en el nivel atómico de la materia, pero el hombre lo ha usado a menudo para destruir. El Creador, en cambio, como un alfarero con el barro, ha empleado magistralmente su energía dinámica para crear toda la materia del universo.

"Los cielos están declarando la gloria de Dios; Y de la obra de sus manos la expansión está informando." (Salmo 19:1) En nuestros tiempos hemos escudriñado las profundidades del espacio y hemos visto creaciones a una escala que nos llena de asombro y reverencia. "Tuya oh Jehová es la grandeza y la excelencia; todo lo que hay en los cielos es tuyo. En tu mano hay poder y potencia." (1 Crónicas 29:11, 12)

Cuando alzamos la vista a los cielos, vemos pruebas del incomparable poder del Creador.
El Creador es poderoso, pero ¿crees que nosotros de verdad le importamos? Bueno, ha demostrado que si al prepararnos este cómodo hogar, hecho para nosotros. Piensa en el espacio exterior y en lo desolado que está, pero la Tierra es como un oasis. Recuerda lo que dijo Isaías, Jehová es 'el Formador de la tierra y el Hacedor de ella, él no la creó sencillamente para nada, la formó para ser habitada.' (Isaías 45:18)

Pero ¿cómo formó la Tierra para ser habitada?
A menudo se da por sentado el elemento más abundante de este planeta: el agua. Sin embargo, el agua es esencial para la vida. Cuando la examinamos más detenidamente, ¿qué aprendemos de su magistral Diseñador? Un solo vaso de agua contiene incontables billones de moléculas. Cada molécula tiene un diseño engañosamente sencillo: dos átomos de hidrógeno unidos a un átomo de oxígeno. El lado del oxígeno tiene una carga ligeramente negativa, y el del hidrógeno, una carga ligeramente positiva. Estas cargas opuestas se atraen como diminutos imanes y forman los llamados "puentes de hidrógeno".

¿Qué resulta de este sencillo pero elegante diseño? Conforme el agua se enfría, se contrae y se vuelve más densa. Pero a diferencia de la mayoría de los líquidos, cuando se acerca al punto de congelación, ocurre algo insólito. El agua comienza a expandirse. Al volverse hielo los puentes de hidrógeno se traban de tal modo que las moléculas forman un entramado muy abierto. Gracias a este diseño tan singular, el hielo es menos denso que el agua y flota en la superficie. Esta propiedad impide que gran parte del agua de los lagos, los ríos y hasta los océanos acabe convirtiéndose en hielo sólido. De este modo, Dios creó un aislante natural que preserva la vida en el agua líquida que hay debajo. Realmente, la sabiduría del Creador se revela en el magistral diseño del "mar y las fuentes de las aguas". (Revelación 14:7)

Esta abundancia de agua no existiría si la Tierra no estuviera precisamente situada en el sistema solar a unos ciento cincuenta millones de kilómetros del Sol. Si la Tierra estuviera tan solo un 5% más cerca del Sol, el calor abrasador impediría que existiera la vida. Pero si estuviera tan solo un 1% más lejos del Sol, gran parte de nuestro planeta quedaría cubierto por enormes capas de hielo.

El Creador también hizo la Tierra con el tamaño exacto. Si fuera un poco más grande su gravedad sería mayor. El hidrógeno, siendo un gas ligero, se acumularía, pues no podría escapar a la atracción de la Tierra. Con el tiempo, la atmósfera se haría irrespirable. Por otro lado, si nuestro planeta fuera ligeramente más pequeño, tanto el oxígeno como el agua de la superficie se escaparían. En ambos casos, ya fuera la Tierra más grande o más pequeña, la vida no existiría. Tanto el tamaño de la Tierra como su distancia del Sol revelan que la creó "para ser habitada" (Isaías 45:18).

Orbitando en torno a la Tierra tenemos un "testigo fiel" del cuidado con que el Creador diseñó nuestro hogar (Salmo 89:37). ¿Es la luna simplemente un objeto bonito que adorna nuestro cielo? El salmista declara que el Creador 'hizo la luna para tiempos señalados' (Salmo 104:19). ¿Qué propósito cumple la Luna? Con un diámetro equivalente a la cuarta parte del diámetro de la Tierra, ejerce una intensa fuerza gravitatoria que estabiliza la inclinación del eje de rotación terrestre.

Si no fuera por la Luna durante largos períodos la Tierra oscilaría entre casi cero y ochenta y cinco grados. Y eso tendría catastróficas consecuencias en el clima. En una cara de la Tierra, las temperaturas se elevarían, mientras que en la otra, se desplomarían. Al mantener constantes el clima y las estaciones, la Luna no solo es hermosa, sino también esencial para la vida. La Biblia no se equivoca al decir que la Luna es un "testigo fiel en los cielos" (Salmo 89:37). Al oír el suave rumor de las olas, al sentir el calor del Sol, al contemplar una hermosa luna llena, demos gracias al Creador, que con tanto amor preparó nuestro hogar terrestre (Salmo 136).

Pero lo que nos acerca todavía más al Creador es la vida misma y cómo nos creó para que la disfrutáramos.
No somos robots. El Creador nos hizo para que podamos amar y relacionarnos con los demás, reírnos y jugar. Nos gusta la buena música, vemos en intensos colores, olemos y gustamos una infinidad de cosas. Todo eso no es imprescindible pero hace que disfrutemos de la vida. ¿Y cómo sería la vida sin estas cosas? ¿Y si no hubiera música? ¿O si no sintiéramos ninguna emoción? ¿Y si toda la comida, aunque nos alimentara, tuviera el mismo color, la misma textura, el mismo sabor y el mismo olor? - Sería muy aburrido. - Aun podríamos vivir pero ¿disfrutaríamos igual de la vida?

El Creador ha hecho que vivir en la Tierra sea algo maravilloso. ¡Con razón queremos vivir para siempre! ¿Recuerdas lo que dijo Salomón? Dios ha puesto el tiempo indefinido en nuestro corazón (Eclesiastés 3:11). Así nos hizo Dios. Cuanto más observamos la creación, más nos damos cuenta de que el Creador nos ha dado la vida para que la disfrutemos.

El Creador nos ha dado tantas cosas que nos hacen felices... ¿Recuerdas las vacaciones pasadas? - ¡Sí! - ¿Qué te gustó más? - Salir a pasear, la playa, las puestas de sol. También la comida, y ver los animales. - Si, disfrutamos de esas cosas sencillas. El Creador nos hizo para disfrutar de la vida, y vemos su creatividad en la increíble variedad de la vida en la Tierra.

La diversidad que vemos en el reino animal es realmente asombrosa. Tan solo en los océanos encontramos "cosas movientes sin número, criaturas vivientes, pequeñas así como grandes" (Salmo 104:25). ¡Las aguas rebosan de vida! Las abundantes y variadas 'obras del Creador son maravillosas' (Salmo 139:14). Aparte de la diversidad, los comportamientos instintivos de los animales revelan la sabiduría del Creador. ¿Cómo se orientan los pájaros en sus viajes migratorios de miles de Kilómetros? ¿Cómo saben que volar en formación triangular consume menos energía? ¿Cómo sabe el castor el modo de construir una presa y los materiales que debe usar? ¿Quién le enseña a la araña a medir los patrones geométricos de su telaraña?

Toda esta diversidad y las conductas que vemos en la naturaleza se vuelven aún más fascinantes al saber de dónde provienen. El Creador escondió cuidadosamente dentro de cada célula un tipo especial de molécula llamado ácido desoxirribonucleico, conocido comúnmente como ADN. Cada molécula de ADN se compone de moléculas más pequeñas denominadas nucleótidos: citosina, guanina, adenina y timina. Estos nucleótidos están enlazados en largas hebras que forman una doble hélice. Del mismo modo que las letras se ordenan para formar distintas palabras, estos cuatro nucleótidos C, G, A y T, están ordenados en combinaciones específicas que se corresponden con los distintos aminoácidos. Y estos, a su vez, son los componentes fundamentales de todos los seres vivos.

Asombrosamente, ya se trate de la majestuosa secuoya, o de una exótica orquídea, o de una gigantesca ballena, o de un bebé recién nacido, el diseño de todo organismo vivo está registrado en el mismo formato: una exclusiva huella digital de ADN. Con razón dijo el salmista: "¡Cuántas son tus obras, oh Jehová! Con sabiduría las has hecho todas. La tierra está llena de tus producciones" (Salmo 104:24). Pero donde más se reflejan la sabiduría y el amor de Dios es en la creación de los seres humanos. Desde su mismo principio, la vida humana tiene un potencial muchísimo mayor que el de los demás seres vivos.

"Me tuviste cubierto en resguardo en el vientre de mi madre. [...] Mis huesos no estuvieron escondidos de ti cuando fui hecho en secreto, cuando fui tejido en las partes más bajas de la tierra. Tus ojos vieron hasta mi embrión, y en tu libro todas sus partes estaban escritas." (Salmo 139:13-16) ¿Qué nos hace tan especiales? ¿Qué nos distingue de todas las demás creaciones de Dios? Génesis 1:26 declara que el Creador "pasó a decir: 'Hagamos al hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza'".

Estamos hechos para reflejar la personalidad del Creador mismo. La facultad de pensar, una necesidad espiritual innata, la capacidad de amar, todas estas cosas nos separan de las creaciones animales. Además, el Creador nos hizo con el potencial de seguir viviendo para siempre. Nuestras células, los diminutos bloques de construcción que forman nuestro cuerpo están diseñadas para regenerarse continuamente. El Creador también nos dio una obra maestra de diseño, hecha para durar para siempre.

Nuestro cerebro tiene unos cien mil millones de neuronas. Cada neurona es una célula nerviosa especial conectada con miles de neuronas más; algunas se conectan hasta con unas doscientas cincuenta mil. En conjunto, todas ellas almacenan la información que nos hace ser quienes somos. En realidad, nuestra creatividad y capacidad de aprender no tienen límite. Observar las formas de vida nos acerca a al Creador. Él nos hizo para aprender para siempre, para disfrutar de la naturaleza para siempre, y por eso anhelamos vivir para siempre. En su gran amor, el Creador nos promete una vida que sobrepasa todos nuestros sueños.

Limpiará la Tierra y la convertirá en un paraíso.
En ese nuevo mundo disfrutaremos de la creación animal como nunca antes. Apenas nos imaginamos lo fascinante que será esa vida: la vida de verdad. Al avanzar hacia la perfección, seguiremos aprendiendo sobre la vida, sobre nuestro hermoso hogar y sobre el Creador. El amor, la paz y la felicidad llenarán todos los rincones de nuestro corazón. Mientras esperamos que llegue ese paraíso, dediquemos tiempo a descubrir la creación de Dios, y así nuestra vida tendrá propósito y sentido aun ahora. Muchos han tratado en vano de darle sentido a su vida yendo tras carreras prestigiosas, el dinero o las diversiones. Este mundo está concebido para apartarnos del Creador. Que lo consiga o no, depende de nosotros.

Si deseamos acercarnos al Creador, abramos los ojos al mundo que nos rodea y veamos a Aquel que lo ha creado todo. Tras contemplar la creación, Job dijo: "De oídas he sabido de ti, pero ahora mi propio ojo de veras te ve" (Job 42:5). Podemos ver al Creador en todas partes: en los imponentes cielos, en el bello hogar que él hizo para nosotros, en cómo ha diseñado la vida misma. Todo ser viviente de nuestra hermosa Tierra, sin importar lo pequeño que sea, es un reflejo de la extraordinaria creatividad, originalidad y sabiduría de nuestro amoroso Creador.

Aunque vivamos para siempre, jamás dejaremos de sentirnos asombrados por nuestro maravilloso Padre, el gran artista de la creación. "Digno eres tú, el Creador, [...] de recibir la gloria y la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas." (Revelación 4:11)

Tras repasar el resumen del video, entendemos por qué las gloriosas criaturas de los cielos invisibles se sintieron impulsadas a declarar: "Digno eres tú, Jehová, nuestro Dios mismo, de recibir la gloria y la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y a causa de tu voluntad existieron y fueron creadas". Las maravillas de la creación deben infundir en nosotros los sentimientos expresados en el Salmo 19:1: "Los cielos están declarando la gloria de Dios; y de la obra de sus manos la expansión está informando". Y en el Salmo 104:24, el salmista exclama: "¡Cuántas son tus obras, oh Jehová! Con sabiduría las has hecho todas. La tierra está llena de tus producciones".

¿En cuántas cosas de la creación se fija usted cada día? Si tiene hijos, ¿les señala las cosas que Dios ha creado, de modo que puedan ver su infinita sabiduría y su profundo amor por nosotros? Cuando Dios creó al primer hombre, Adán, lo puso en un bello paraíso. Una de las primeras cosas que le mandó, fue observar detenidamente los animales y estudiar sus características. Luego Adán les puso nombre. ¿Le habría gustado a usted recibir ese encargo? Sin duda, en ese paraíso habría sido fácil concentrarse en las obras de Dios y sentir el deseo de glorificar al Creador.

Lamentablemente, hoy día la situación es muy distinta. Aquel paraíso ya no existe. No hay seres humanos sin pecado. El egoísmo del hombre está arruinando nuestro maravilloso hogar. Cada vez más personas viven en ciudades, donde los componentes físicos del cielo y la tierra suelen pasar inadvertidos y no se aprecian a plenitud. Muchos están absortos en las historias y fantasías de la televisión, el cine y los videojuegos. Debemos resistir la tendencia de este mundo a pasar por alto las obras del Creador.

Cuando Jesús consoló a los pobres, les dijo que 'observaran atentamente las aves del cielo' y que 'aprendieran una lección de los lirios del campo'. ¿Por qué les dio esos consejos? Porque al extraer lecciones de las maravillosas creaciones de Dios, su fe se haría más profunda. Aprenderían a confiar en el Creador y apreciarían su sabiduría, su poder salvador y su amor.

A fin de cultivar esas cualidades divinas hacemos bien en leer la Biblia a diario. Y en el caso de ustedes, padres, tener un estudio bíblico semanal con sus hijos les permitirá infundirles un aprecio profundo por las maravillosas obras de nuestro Creador. No es prudente que nos dejemos distraer por las obras de este mundo. Tampoco deberíamos dedicarnos por completo a intereses personales o egoístas. Dedique tiempo y energías a 'observar atentamente' todas las maravillas de la creación de Dios. Eso le acercará más y más al Creador, Aquel que lo hizo todo bello a su tiempo.

La luz y los colores
Todas las obras de arte son un reflejo del artista. Expresiones de su imaginación y creatividad. Pero ¿solo vemos esas expresiones en las obras de arte hechas por el hombre? ¿O también las vemos en la naturaleza? Vivimos rodeados de espectaculares colores. Dondequiera que miremos, quedamos fascinados por la inmensa variedad de tonos y matices. Las variaciones pueden ser sutiles o muy marcadas. Pero juntas resaltan la impresionante belleza que existe en la creación.

¿De dónde salen todos estos colores? La respuesta tiene que ver con la naturaleza de la luz y su comportamiento al entrar en contacto con distintas superficies. Por lo general, la luz nos parece blanca, pero en realidad, la luz blanca puede separarse en todos los colores del espectro visible, y cada color corresponde a una longitud de onda distinta. Casi todos los objetos tienen sustancias químicas llamadas pigmentos, que absorben ciertas longitudes de onda y reflejan otras. Lo que cada objeto refleja hacia nuestros ojos produce la maravillosa variedad de colores que vemos.

Entre los colores más hermosos de la naturaleza, figuran los causados por un fenómeno llamado iridiscencia. Estos brillantes colores pueden variar según el ángulo de visión. ¿Cómo se producen estos colores? En casi todos los casos, la iridiscencia no se debe a pigmentos químicos, sino a precisos patrones estructurales en la superficie del objeto. Por ejemplo, las alas de las mariposas Morpho están recubiertas de diminutas escamas semitransparentes.

Cada escama tiene surcos microscópicos de idéntico tamaño cuyos bordes a su vez presentan surcos aún más pequeños. La anchura de estos diminutos surcos es más pequeña incluso que una longitud de onda de luz. Así rompen las ondas de luz y crean un patrón de interferencia. Como resultado, algunos colores se cancelan, mientras que otros se intensifican. Estas ondas de luz intensificadas se reflejan hacia nosotros como un azul deslumbrante. Así es, estas brillantes obras de arte, son producto de un diseño muy ingenioso y complejo. No solo encontramos colores espectaculares en los objetos que nos rodean, sino también cuando alzamos la vista. Al ponerse el sol, el firmamento se pinta de asombrosos colores. ¿Por qué se forma este hermoso cuadro?

En su viaje hacia la tierra, la luz choca con moléculas de aire y partículas de polvo y se difumina o dispersa. El grado en que una onda de luz se dispersa depende de su longitud de onda. La luz azul tiene una longitud de onda más corta y se dispersa por toda la atmosfera. Por eso vemos azul el cielo cuando el sol está alto en un día claro. Pero cuando el sol está cerca del horizonte la luz debe cruzar más distancia en la atmósfera para llegar a nuestros ojos. La luz azul, con una longitud de onda más corta, se dispersa antes de alcanzarnos. En cambio, la luz roja y anaranjada, puede viajar mayores distancias a través de la atmósfera y adornar el cielo con los tonos dorados y rojizos del atardecer.

¡Que enorme variedad de colores se han usado para pintar nuestro hogar terrestre! Cuando nos detenemos a contemplar su belleza, nos sentimos atraídos al Creador, el mayor artista de todos. Igual que una obra de arte es un reflejo del artista, así los hermosos colores que el Creador ha elegido para cada una de sus creaciones, son una muestra del profundo amor que nos tiene. En efecto, "todo lo ha hecho bello a su tiempo" (Eclesiastés 3:11).

El agua
El agua, el elemento más llamativo de nuestro planeta, visto desde el espacio. Donde quiera que haya vida hay agua. Y no se trata de una coincidencia, pues cada gota de agua tiene extraordinarias propiedades que la hacen esencial para todos los seres vivos. Por ejemplo, los secuoyas de Norteamérica pueden superar los cien metros de altura, y el agua, que transporta los nutrientes debe viajar desde las raíces hasta la última rama del árbol. ¿Cómo vence el agua la fuerza de la gravedad y alcanza esa gran altura?

Para hallar la respuesta observe lo que ocurre cuando colocamos un tubo estrecho de vidrio en un plato con agua. El agua comienza a subir dentro del tubo. ¿Porque sucede eso? Como ya hemos visto, las moléculas de agua están polarizadas, es decir, un lado tiene una carga negativa y el otro una positiva. Por este motivo forman los llamados puentes de hidrógeno con otras moléculas polarizadas, entre ellas las de vidrio que se encuentran justo por encima en las paredes del tubo. Al mismo tiempo los enlaces entre las moléculas de agua tensan la superficie y alzan las moléculas que están más abajo. Como los eslabones de una cadena.

Esas mismas fuerzas, llamadas adhesión y cohesión, están presentes en los árboles. El agua se eleva dentro del tronco por medio de diminutos tubos, llamados capilares. Al mismo tiempo, conforme el agua se evapora en las hojas, se produce una succión hacia arriba que se transmite a lo largo de la cadena de moléculas de agua. Estas dos fuerzas juntas, elevan el agua que lleva los nutrientes esenciales a todas las ramas y hojas del árbol. Este fascinante y silencioso proceso ocurre en todas las plantas, desde una pequeña flor, hasta el árbol más gigantesco. Y las plantas a su vez dan alimento y oxígeno al hombre y los animales.

Pero la relación más directa entre nosotros y el agua, es su papel en nuestro propio cuerpo. Desde la sangre que circula en nuestras venas, hasta los fluidos alrededor y dentro de las células, el agua es el medio perfecto para la vida. Es un eficaz solvente que disuelve las sales, los minerales y otros nutrientes y los transporta a las células. También es un reactante químico que resulta imprescindible para la digestión. Hasta las proteínas, los bloques de construcción fundamentales de las células, tienen una relación muy especial con el agua. Para cumplir su papel, las proteínas deben doblarse en una forma tridimensional específica, y este proceso tan esencial está dirigido por delicadas interacciones entre las proteínas y el agua.

Así es, todas las propiedades del agua están equilibradas a la perfección para sostener la vida. Sin agua, las células estarían tan secas y sin vida como un puerto en medio de un desierto árido. En cambio, el agua da energía a las células y nos mantiene con vida, activos y saludables. ¡Que extraordinaria creación es el agua! ¡Y que papel tan singular se le ha otorgado en sostener a todos los seres vivos en nuestro bello planeta tierra! En todos los niveles, desde las moléculas más pequeñas, hasta los océanos que abarcan el planeta, el agua esta magistralmente entretejida con la vida. Es una prueba irrefutable y constante de que nuestro sabio Creador, es aquel "que hizo el cielo y la tierra y el mar y las fuentes de las aguas" (Revelación 14:7).

El diseño de la vida
Al elaborar los planos de una casa, el arquitecto no solo debe prestar atención a todos los detalles, también debe asegurarse que todo armonice con el diseño del conjunto. ¿Qué puede decirse sobre el diseño de la vida? ¿Hay pruebas de una planificación meticulosa y de que exista armonía de conjunto entre los seres vivos?

Nuestro planeta rebosa de creaciones asombrosas, cada una maravillosamente singular. Sin embargo, como ya hemos visto, todos los organismos vivos tenemos algo en común: nuestros planos de ADN. Toda la complejidad y diversidad de la vida se debe a estas diminutas e increíbles moléculas. Pero aparte de la apariencia, los comportamientos, las capacidades y los instintos de cada organismo, el ADN contiene instrucciones para asombrosas relaciones entre creaciones distintas. Cuando observamos la naturaleza, emerge ante nuestros ojos una armonía subyacente en el diseño de los seres vivos.

Por ejemplo, muchas plantas con flores producen néctar que alimenta a insectos y otras creaturas. Pero los beneficios son mutuos. Cuando las abejas toman el néctar, quedan cubiertas de minúsculos granos de polen, que luego transportan a otras flores de la misma especie. Muchas plantas y árboles dependen de esta polinización para reproducirse. Gracias a este asombroso diseño, las abejas, las plantas, los animales y el hombre se benefician de esta relación.

Escondida bajo la superficie, hallamos otra relación muy beneficiosa entre plantas y hongos. Incapaces de producir su propio alimento, ciertos hongos infectan las raíces de las plantas y absorben carbohidratos de sus huéspedes. Pero en vez de hacer daño a la planta, el hongo en realidad la beneficia, pues sus filamentos proporcionan una superficie mucho mayor para absorber minerales y agua, los cuales comparte con la planta. Además, el hongo llega a donde las raíces de la planta no pueden alcanzar. Gracias a los hongos, la planta absorbe más nutrientes del suelo, crece más rápido, y tolera mejor las condiciones extremas. Prácticamente todas las plantas se benefician de este tipo de relación con los hongos.

En las profundidades del mar, encontramos más alianzas entre seres de distinto tipo, algunas muy inesperadas. Grupos de peces grandes, se reúnen en zonas donde peces limpiadores más pequeños, les quitan la piel muerta y los parásitos. En otras circunstancias, el pez grande se comería a los chicos, pero en esas estaciones de limpieza, se dejan atender por ellos.

Casi todos los peces evitan los tentáculos venenosos de la anémona marina, pero el pez payaso vive entre ellos. Una capa mucosa de la piel lo protege de la picadura de la anémona, así puede estar a salvo de los depredadores. A cambio, el pez payaso comparte comida con la anémona y la protege de los peces que se alimentan de anémonas. Unos peces llamados góbidos, viven en los refugios de ciertos camarones que son casi ciegos, para proteger a su anfitrión, este pez sale a vigilar y le advierte del peligro, dándole golpecitos con la cola.

Estos no son más que unos pocos ejemplos de las interconexiones que vemos a nuestro alrededor cuando miramos más de cerca la naturaleza. ¿Cómo es que estas creaturas instintivamente sabias, saben formar asociaciones con otras creaturas tan distintas? De algún modo, las instrucciones para formarlas se hallan en su ADN. En efecto, los seres vivos no son una simple colección aleatoria de creaciones individuales, sino una obra maestra de diseño maravillosamente orquestada.

Todo ser vivo cumple su papel en perfecta armonía con los demás de su entorno y contribuye a la sublime sinfonía de la vida. Al conocer mejor la creación vemos con asombro maravillas de diseño e ingeniería muy superiores a cualquier cosa que el hombre haya ideado. En realidad en ellas alcanzamos a entrever la mente del Diseñador por excelencia, el Creador. "Digno eres tú, Jehová, […] de recibir la gloria y la honra y el poder, porque tú creaste todas las cosas" (Revelación 4:11).

Patrones en la naturaleza
A diario vemos a nuestro alrededor diseños que siguen patrones. Todos ellos dan prueba del cuidadoso diseño y el trabajo que se requirió para producirlos. Pero, ¿y los patrones que no ha hecho el hombre, sino que se encuentran en la naturaleza? ¿Qué nos revelan?

Pensemos en un copo de nieve. Estos cristales diminutos se forman cuando el vapor de agua de una nube se condensa directamente en forma de hielo. A medida que los cristales crecen en tamaño, surgen hermosos y elegantes patrones. Miremos de cerca el patrón que sigue un copo de nieve en particular. Los brazos cristalinos se ramifican una vez, y otra y otra, en tamaños cada vez más pequeños. Los matemáticos que estudian este concepto de autosemejanza utilizan el termino fractal para referirse a un patrón constante que se repite en múltiples escalas.

¿Qué otros ejemplos de geometría fractal vemos en la naturaleza? Los árboles pueden reflejar cierto grado de autosemejanza. El tronco se divide en ramas mayores, estas en ramas más pequeñas y así sucesivamente. Las hojas de los helechos, siguen un patrón fractal semejante. El caparazón del nautilo presenta un patrón distinto, pero también fractal. Según va creciendo, el nautilo construye cámaras nuevas y más grandes y sella las viejas y más pequeñas que ya n o necesita.

El resultado es una espiral de carácter fractal, pues mantiene una forma parecida a medida que aumenta de tamaño. Los patrones espirales de este tipo se ven a menudo en la naturaleza. Desde las formaciones nubosas de un huracán, hasta las minúsculas conchas de la playa. Desde la colocación de las estrellas de una galaxia, hasta las semillas de un girasol.

¿A qué se deben estos patrones en espiral?
En el caso del girasol, tiene que ver con el ángulo exacto en que se forman los nuevos tejidos de la planta. A este ángulo, de aproximadamente ciento treinta y siete grados y medio se lo llama a veces, el ángulo áureo. Gracias a él, se produce una organización totalmente compacta. Sin espacios perdidos, y se generan distintos patrones en espiral. Si el girasol no creciera en el ángulo áureo, sino en otro, por ejemplo de ciento cuarenta grados, en su lugar crecerían brazos radiales, y el espacio no se aprovecharía de manera tan perfecta.

En un examen más profundo, se distingue una fascinante relación matemática entre el ángulo áureo, y una serie de números llamados la sucesión de Fibonacci. En esta progresión, cada número es el resultado de sumar los dos anteriores. Lo más asombroso es que los números de Fibonacci suelen aparecer en las plantas. Este girasol tiene treinta y cuatro espirales en una dirección y cincuenta y cinco en la otra y ambos números figuran en la sucesión de Fibonacci.

Las piñas suelen tener ocho o trece espirales. La cantidad de pétalos de las flores que crecen en espiral suele corresponder a un número de Fibonacci. ¿Por qué son tan importantes estos números? A medida que se avanza en la sucesión de Fibonacci, la relación entre los sucesivos números se acerca más y más a la definición del valor exacto del ángulo áureo.

La enigmática relación matemática entre el ángulo áureo en que crece la planta y el número de espirales resultantes nos recuerda que los patrones que vemos en la naturaleza no se deben a una mera coincidencia: todos reflejan un orden y un diseño cuidadosos y al examinarlos más de cerca nos llena de asombro y reverencia la capacidad creativa de su Diseñador. "Las cualidades invisibles de Jehová se ven claramente desde la creación del mundo en adelante, porque se perciben por las cosas hechas" (Romanos 1:20).
------------------------------

domingo, 26 de enero de 2014

Sobre la Creación Nadie le ha Dicho

Publicado en Universo 
MILES de millones de personas han leído o escuchado lo que dice la Biblia sobre el origen del universo. Dicho relato -de 3.500 años de antigüedad- comienza con la famosa frase: “En el principio Dios creó los cielos y la tierra”.

Lo que muy poca gente sabe es que los dirigentes de muchas religiones, así como los llamados creacionistas y fundamentalistas, han transformado el relato bíblico de la creación en una sarta de cuentos que apenas se parecen a la historia original. Esos cuentos, que ni están en la Biblia ni concuerdan con los hechos probados por la ciencia, han llevado a muchos a creer que el relato de la creación no es más que una leyenda.

La verdadera historia de la creación es prácticamente desconocida. Y eso es una lástima, ya que la Biblia ofrece una explicación lógica, creíble y científica sobre el origen del universo. ¿Le gustaría conocerla? De seguro se llevará una grata sorpresa.

EL CREADOR SIN CREADOR

Símbolo de infinito
De acuerdo con el relato bíblico de la creación, existe un Ser Supremo, un Dios todopoderoso que creó todas las cosas. ¿De quién se trata? ¿Cómo es él? La Biblia muestra que es muy diferente de los dioses que se exaltan en la cultura popular y las religiones actuales. Aunque es el Creador de todas las cosas, la mayoría de la gente sabe muy poco sobre él.
  • Dios no es una fuerza que vaya flotando por el espacio; tiene personalidad, pensamientos, sentimientos y metas.
  • Dios tiene poder y sabiduría infinitos. De ahí que se observe un diseño complejo en toda la creación, sobre todo en los seres vivos.
  • Dios existía antes de que hubiera materia. De hecho, él la creó, de modo que no puede estar hecho de materia. Él es un espíritu.
  • La existencia de Dios no depende del tiempo. Siempre ha existido y siempre existirá; no fue creado por nadie.
  • Dios tiene nombre, el cual aparece miles de veces en la Biblia. Ese nombre es Jehová.
  • Jehová ama a los seres humanos y se interesa por ellos.
    ·
¿CUÁNTO TARDÓ DIOS EN CREAR EL UNIVERSO?

La Biblia afirma que Dios creo “los cielos y la tierra”. Esta es una declaración muy general; no especifica cuánto tiempo le tomó crear el universo ni los métodos que empleó. En cambio, los creacionistas piensan que Dios creó el universo en seis días de veinticuatro horas. Esta idea, rechazada por la comunidad científica, se basa en una grave malinterpretación de lo que enseña la Biblia. Veamos qué dice en realidad este libro.
  • La Biblia no apoya la afirmación de los creacionistas y fundamentalistas de que los días creativos duraron veinticuatro horas cada uno.
  • Vez tras vez, la Biblia usa el término día para hablar de diversos períodos de tiempo, a veces de duración indeterminada. Ese es el caso del relato de la creación, que aparece en el libro bíblico de Génesis.
  • Cada uno de los seis días creativos de Génesis pudo haber durado miles de años.
  • Cuando comenzó el primer día, Dios ya había creado el universo y la Tierra.
  • Todo parece indicar que los seis días creativos fueron largos períodos de tiempo durante los que Jehová preparó nuestro planeta para ser habitado por el ser humano.
  • El relato bíblico de la creación no contradice los cálculos científicos sobre la edad del universo.
    ·
¿SE VALIÓ DIOS DE LA EVOLUCIÓN?

Gráfica del supuesto proceso de evolución
Muchas de las personas que no creen en la Biblia piensan que la vida surgió al azar a partir de compuestos químicos inertes mediante algún proceso misterioso. Supuestamente, en cierto momento se formó un organismo semejante a una bacteria capaz de duplicarse. Con el tiempo, de aquel organismo evolucionaron todas las especies que existen hoy. Eso querría decir que el ser humano, con su diseño extraordinariamente complejo, desciende de las bacterias.

Hay otras personas que creen tanto en la evolución como en la Biblia. Creen que Dios produjo la vida en la Tierra y luego se limitó a supervisar -y quizás dirigir- el proceso de evolución. Sin embargo, la Biblia no dice nada por el estilo.
  • El relato bíblico de la creación no contradice las observaciones científicas de variaciones que tienen lugar dentro de los géneros
  • Lo que la Biblia dice es que Jehová creó los diversos géneros de plantas y animales, así como a un hombre y una mujer perfectos con conciencia de sí mismos y la capacidad de amar y actuar con sabiduría y justicia.
  • Obviamente, los géneros de animales y plantas que Jehová creó han experimentado cambios, con lo cual se han producido variaciones dentro de cada género. En algunos casos, las diferencias son muy marcadas.
  • El relato bíblico de la creación no contradice las observaciones científicas de variaciones que tienen lugar dentro de los géneros.
    ·
LA CREACIÓN HABLA DE SU CREADOR

A mediados del siglo XIX, el biólogo británico Alfred Russel Wallace llegó a las mismas conclusiones que Charles Darwin sobre el papel de la selección natural en la evolución. Pero se dice que incluso este renombrado evolucionista mencionó lo siguiente: “Para aquellos que tienen ojos y una mente acostumbrada a reflexionar, está claro que detrás de la célula más diminuta, de la sangre, de la Tierra y del universo entero [...] hay inteligencia y dirección; en otras palabras, una mente maestra”.


Casi dos mil años antes de que naciera Wallace, un escritor bíblico hizo esta observación sobre Dios: “Las cualidades invisibles de él se ven claramente desde la creación del mundo en adelante, porque se perciben por las cosas hechas, hasta su poder [eterno] y Divinidad” (Romanos 1:20). Deténgase de vez en cuando a reflexionar en las maravillas de la naturaleza, desde una brizna de hierba hasta los incontables astros del universo. Meditar en la creación le permitirá percibir a su Creador.

“Pero si realmente hay un Dios que nos ama -quizás se pregunte-, ¿por qué permite tanto sufrimiento? ¿Habrá abandonado a la humanidad? ¿Qué nos depara el futuro?” La Biblia contiene muchas otras historias desconocidas; contiene verdades que han quedado sepultadas bajo infinidad de ideas humanas y doctrinas religiosas, y por lo tanto escondidas de la mayoría. Tendrán el gusto de ayudarle a conocer lo que la Biblia enseña realmente y a descubrir más sobre el Creador y el futuro de la creación humana. ¡Despertad! 2014
  • LÍNEA CRONOLÓGICA DE LA CREACIÓN
  • EL PRINCIPIO
    Los cielos y la Tierra fueron creados (Génesis 1:1).
  • OSCURIDAD. Planeta oscuro y sin forma
    La Tierra estaba sin forma, vacía y en oscuridad (Génesis 1:2).
  • PRIMER DÍA. Día 1: luz; día y noche
    Al parecer, una luz difusa penetraba la atmósfera terrestre, pero si hubiera habido alguien en la superficie, no habría alcanzado a ver la fuente de dicha luz. Con todo, se empezó a distinguir la diferencia entre el día y la noche (Génesis 1:3-5).
  • SEGUNDO DÍA. Día 2: cielo
    La Tierra estaba cubierta de agua y una espesa capa de vapor. Estos dos elementos fueron separados: el agua se quedó en la superficie y el vapor ascendió, creando entre ellos un espacio abierto. La Biblia dice que este espacio es una “expansión en medio de las aguas” y lo llama “Cielo” (Génesis 1:6-8).
  • TERCER DÍA. Día 3: tierra seca y vegetación
    Las aguas retrocedieron y surgió la tierra seca. La atmósfera se despejó, por lo que entró un poco más de luz en el planeta. Apareció la vegetación; nuevas especies brotaron a lo largo del tercer día y de los días posteriores (Génesis 1:9-13).
  • CUARTO DÍA. Día 4: Sol, Luna y estrellas
    El Sol y la Luna comenzaron a verse desde la superficie de la Tierra (Génesis 1:14-19).
  • QUINTO DÍA. Día 5: peces y aves
    Dios creó una multitud de animales marinos y aves con la habilidad de procrearse según su género (Génesis 1:20-23).
  • SEXTO DÍA. Día 6: animales terrestres y seres humanos
    Dios creó animales terrestres de todos los tamaños. Este día culminó con una obra maestra de la creación: la primera pareja humana (Génesis 1:24-31).
----------------------------------------

miércoles, 15 de enero de 2014

Isaac Newton y Sus Estudios

Isaac Newton, lejos de ser un científico escéptico. 
Después de Galileo, se presenta Isaac Newton, que ha sido de hecho considerado una de las más grandes mentes de todos los tiempos, por su aportación a la astronomía y por intentar explicar matemáticamente los entresijos del funcionamiento del universo.

Isaac Newton, lejos de ser un científico escéptico en cuanto a creencias religiosas, dedicado plenamente a sus investigaciones y teorías científicas, ocupó la mayor parte de su tiempo y energías en el estudio de entender las verdades bíblicas, y sobre todo en explicar el verdadero entendimiento de algunas creencias religiosas. Creencias que hasta ese tiempo pocos se habían atrevido a cuestionar.

Un análisis de todo lo que escribió Newton, revela que dedicó a las ciencias tan solo una tercera parte de sus estudios. Del total de volúmenes de su biblioteca personal, solamente el 31% de sus libros están dedicados a la ciencia, siendo que el resto de los libros tuvieron que ver con el estudio de verdades bíblicas, y con la alquimia, con la que pretendía explicar cómo toda la materia se relaciona matemáticamente con el lenguaje físico de las fuerzas de la Creación.

Nacido el 4 de enero de 1643 en Woolsthorpe, Lincolnshire, Inglaterra. Realizó sus estudios en The King's School, Grantham y ya con dieciocho años ingresó en la Universidad de Cambridge para continuar sus estudios.

Sin embargo Newton descubrió algo más interesante que las nociones y explicaciones de sus maestros universitarios, fue en la biblioteca, donde tuvo contacto con muchísima información de su interés, allí leyó la Geometría de Descartes, el tratado sobre Óptica de Kepler, leyó la Clavis mathematicae de William Oughtred, la Opera mathematica de Viète y la Aritmética de John Wallis, que sirvieron de base para sus investigaciones y descubrimientos posteriores, así se puede decir que fue todo un autodidacta, con una capacidad sobresaliente para la comprensión abstracta de la matemática. Fue de esa manera como se graduó en la Trinity College, sin sobresalir como estudiante, pero con un conocimiento de análisis superior al de sus tutores.


En ese tiempo en el que la biblioteca de la universidad era como su segunda casa, teniendo en cuenta que la prohibición de los libros por el concilio de Trento, no fue aplicada en Inglaterra, le acercó a los manuscritos bíblicos, y a libros de los escritores cristianos de los primeros siglos. Todo esto le hizo descubrir que las doctrinas que le rodeaban contradecían las enseñanzas bíblicas.

Para Newton, tanto el espacio como el tiempo eran absolutos [Contrario a relativo] y este último se dirigía en una sola dirección, sin vueltas ni curvaturas. El espacio se mantenía constante y sobre él podían medirse los movimientos absolutos. Para él, esto quedaba demostrado por la fuerza centrífuga producida por los cuerpos en rotación, que él conjeturó acertadamente que era la causa de que la Tierra estuviera más abultada en el ecuador.

Todas estas magníficas y armoniosas pautas del universo material eran una prueba abrumadora de los poderes del Creador, él veía en todo el universo y en todas la leyes que el descubrió la mente inteligente del Creador. Como ejemplo, destacaba el hecho de que todos los planetas orbitaran en un mismo plano, en la misma dirección, con la fuerza centrífuga justa para evitar que se estrellaran contra el Sol. A Newton le desconcertaba el hecho de que la gravedad pareciera actuar instantáneamente a cualquier distancia. Reconocía que se limitaba a describirlo, sin explicar cómo funcionaba.

En una de sus obras más importantes -Principia Matematicae- él concluye que la discusión sobre entender la matemática a partir de los fenómenos observados es ciertamente una parte de la función natural. También critica la manera de explicarlo por parte de los clérigos religiosos, y de las iglesias, llega a conclusiones interesantes a la hora de abordar al Creador y el conocimiento humano: "Así como un ciego no tiene idea de los colores, así carecemos nosotros de idea sobre el modo en que el Creador sapientísimo percibe y entiende las cosas.

Menciona que él Creador [siendo espíritu] está radicalmente desprovisto de todo cuerpo y figura corporal, con lo cual no puede ser visto, escuchado o tocado; y tampoco debería ser adorado bajo la representación de cualquier cosa corpórea [material]. Sus substancias íntimas [composición] no son conocidas por ningún sentido o por acto reflejo alguno de nuestras mentes [materiales]. Mucho menos podremos formar cualquier idea sobre la substancia del Creador (Principios Matemáticos, Isaac Newton; Escolio General p620).

De forma sutil, en estas palabras critica dos puntos claves de la "cristiandad" de su tiempo, el uso de imágenes, que copiaban las filosofías platónicas que intentaban explicar al Creador como una substancia material y que dieron lugar a doctrinas posteriores sobre cómo había que entender la identidad del Creador y de Cristo.

Newton y la Trinidad
Una de esas doctrinas, fue el asunto de la Trinidad, doctrina contra la que escribió, tal como lo hiciera un siglo antes el martirizado Miguel Servét. Solo que Newton tuvo la precaución de no hacer público sus escritos relacionados con el tema, una de las razones es que desde 1667 fue elegido catedrático suplente en el Trinity, y uno de los juramentos de ingreso obligaban a aceptar dicha creencia, así paradójicamente uno de los alumnos aventajados de la famosa escuela era un ferviente opositor a la doctrina trinitaria. Newton incluso viajó a Londres para pedirle al rey Carlos II que lo dispensara de tomar las órdenes sagradas [como clérigo], lo que incluía el juramento de fe en la doctrina, para evitar un choque de conciencia y al parecer su solicitud le fue concedida, por ello pudo acceder a ser catedrático en dicha universidad.

Pero nunca renunció a sus creencias, [basadas en las escrituras bíblicas] aunque estas las llevase casi secretamente, por estos motivos se entiende por qué eligió firmar con una frase al final en sus más secretos manuscritos alquímicos: como Jehová Sanctus Unus: Jehová Único Creador. Lo hizo así para evitar colocar su nombre en ellos, porque de alguna manera quería dejar constancia de sus creencias.

Y no fue por tener contactos con los unitarios o antitrinatios, como llegó a rechazar la trinidad, el como ya vimos fue un total autodidacta. Con respecto a esta doctrina, descubrió por si mismo que no se expresaba de ninguna manera en las escrituras, la definición del dogma trinitario, no aparecía en ningún texto bíblico. Los cristianos primitivos no entendían nada ni escribieron sobre la idea de una sola substancia del Creador y Cristo, aquella idea había nacido en Nicea [bajo la religión pagana del estado] y se estableció definitivamente en Constantinopla en el 381, donde se añadió al Espíritu Santo.

Una de sus obras mas importantes de carácter teológico fue "An Historical Account of Two Notable Corruption of Scriptures" (Una deuda histórica de dos notables corrupciones de las Escrituras), en la que denunció la manipulación que se había introducido en las escrituras sagradas al insertar textos expúreos, sobre todo en las versiones latinas, donde se cambiaron palabras y expresiones para apoyar la doctrina trinitaria. Los textos en cuestión fueron 1 Juan 5:7 y 1 Timotéo 3:16, en los que según ponía al descubierto Newton, se añadieron ideas que no estaban en los escritos más antiguos.

Explicó Newton que primero se añadieron como nota marginal, y luego en el texto mismo. En el primero de los textos, las versiones anteriores a 1515 lo expresaban así: "Pues tres son los que dan testimonio", para seguir en el siguiente versículo (8) el Espíritu, el agua y la sangre, y los tres convienen en lo mismo". Sin embargo el texto se cambió misteriosamente de la siguiente manera en muchas de las traducciones utilizadas por católicos y protestantes: Porque tres son los que dan testimonio en el cielo, el Padre, el Verbo, y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. 5:8 También son tres los que dan testimonio en la tierra, el espíritu, y el agua, y la sangre; y estos tres son uno.

Esa es la forma de verter el texto que todavía hasta nuestros días la mayoría de las traducciones protestantes mantienen. Sin embargo, tal como establece Newton, no aparecían estas palabras en los escritos bíblicos más antiguos, de lo contrario sería una base inapelable y una prueba contundente para el establecimiento de la doctrina trinitaria y el propio Atanasio del siglo IV, la hubiese utilizado como argumento para sus tesis. Así pues Newton vino a demostrar como el texto expúreo, conocido por algunos expertos como la "Coma Johannine", se introdujo muy posteriormente, tanto así como en el siglo V, simplemente como un comentario de un copista, como una nota marginal en el texto, pero ni siquiera Jerónimo en su Vulgata original, la incluyó en el texto, y se sabe que hasta el siglo VIII, no aparece en la versión latina, introducida la nota sustituyendo al texto.

Pero Newton utilizando textos de escritores primitivos de la Iglesia, los manuscritos en griego y latín y el testimonio de las primeras versiones de la Biblia, demostró que las palabras "en el cielo, el Padre, el Verbo, y el Espíritu Santo: y estos tres son uno," no aparecen allí. Fue una manipulación del texto para apoyar una doctrina que no tenía base en las escrituras. Indicando como fue introducida por primera vez en un texto griego en el año 1515, por el cardenal Ximénez, aunque sabemos que no fue este el primero, es más es muy posible que Ximenez se basara en un manuscrito griego tardío corregido del latín, posiblemente el ejecutado por el franciscano Roy, en la época de Erasmo.

Finalmente, Newton consideró el sentido y el contexto del versículo, teniendo en cuenta los versículos previos; puesto que en el contexto no se trata de dar una explicación sobre la identidad de Cristo o de Creador, sino muestra que el Cristo se identificó por medio de su bautismo en agua y el derramamiento de su sangre, y el Espíritu Santo que fue derramado sobre su congregación lo confirma, esa es la sencilla explicación del texto, por eso el llegó a esta conclusión: "Así el sentido es sencillo y natural, y el argumento pleno y fuerte; pero si uno inserta el testimonio de 'los Tres en el Cielo' lo interrumpe y lo estropea (Dos notables corrupciones de las escrituras).

En la misma obra también denunció otro texto expureo, tenía que ver con 1 Timoteo 3:16, que aparece así en muchas versiones, incluso algunas modernas: "Y sin controversia es grande el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en la carne, justificado en el Espíritu, visto de ángeles, predicado a los gentiles, creído en el mundo, recibido arriba en gloria." Newton mostró cómo, mediante una pequeña alteración en el texto griego, se insertó la palabra "Dios" para hacer que la lectura de la frase fuera: "Dios fue manifestado en la carne." Demostró que de las alusiones de los escritores primitivos de la Iglesia a aquel versículo se veía que no sabían nada de tal alteración.

Resumiendo ambos pasajes, Newton afirmó: "Si las iglesias antiguas, al debatir y decidir los más grandes misterios de la religión, no sabían nada de estos dos textos, no entiendo por qué nosotros deberíamos estar especialmente encariñados con ellos ahora que los debates han terminado. (Dos notables corrupciones de las escrituras, p60)" La argumentación de esta denuncia de Newton, no pudo ser rebatida por nadie. En los más de doscientos años desde que Isaac Newton compiló ese tratado, solo se han necesitado unas correcciones de importancia menor a la evidencia que él puso en claro. Sin embargo, solo fue en el siglo diecinueve cuando aparecieron traducciones bíblicas en las cuales se corrigieron estos pasajes, solo un porcentaje menor de traducciones bíblicas insisten en mantener el texto expureo.

Newton negaba con clara contundencia el dogma de la trinidad, tomaba a Cristo como enviado del Creador pero no consustancial con el. Llegó a esta conclusión al estudiar la evolución del cristianismo en el Bajo Imperio Romano. La creencia trinitaria y la consubstancialidad de Cristo con la divinidad como ya consideramos se estableció en el año 325 d.C. en el Concilio de Nicea, convocado por el emperador Constantino. Atanasio asistió al concilio, y años después, siendo Obispo de Alejandría luchó contra la creencia de Arrio que sostenía que Jesús no era consustancial con el Creador. Las creencias arrianas estaban muy extendidas y Atanasio las declaró heréticas bajo pena de muerte, cometiéndose muchas atrocidades por ello y casi eliminando de la historia a los trinitarios.

(Dos notables corrupciones) Se conserva incluso un manuscrito suyo para el proyecto de un libro en contra de Atanasio por sus atrocidades contra los seguidores de Arrio. Naturalmente estas creencias las mantuvo en lo mas profundo de su ser sin comentarlas mas que con unas pocas personas de confianza como en sus cartas con John Locke. Por ello, como segunda razón para rechazar la enseñanza de la Trinidad, Newton declaró: "La homoousion, la famosa tesis de que el Hijo es de la misma sustancia que el Padre es ininteligible. No se entendió en el Concilio de Nicea, ni desde entonces. Lo que no se puede entender no es objeto de creencia."(Sir Isaac Newton Theological Manuscripts, pág. 17)

Trata este mismo aspecto de la Trinidad el manuscrito de Newton intitulado "Preguntas respecto a la palabra Homoousios. "Plantea una serie de cuestiones en forma de pregunta y allí revela una tercera razón por la cual él negaba la Trinidad, sencillamente porque esta enseñanza no formaba parte del cristianismo primitivo. El conjunto de las preguntas doce a catorce pone de relieve que en el caso del Espíritu Santo, no fue hasta el siglo IV, que se planteo seriamente incluirlo en la trinidad, por ello dice así:

"Pregunta 12. ¿No fueron Atanasio, Hilario, etc., quienes originalmente plantearon la opinión de que las tres substancias eran iguales, en el reinado de Juliano el Apóstata [361-363 E.C.]? Pregunta 13. ¿No se planteó originalmente la adoración del Espíritu Santo poco después del Concilio de Sárdica? [343 E.C.] Pregunta 14. ¿No fue el Concilio de Sárdica el primer Concilio que se declaró en pro de la doctrina de la Trinidad Consubstancial?"(Sir Isaac Newton Theological Manuscripts, págs. 45, 46.).

En otro manuscrito, que ahora se conserva en Jerusalén, Newton resumió la única respuesta a preguntas como ésas: "El apóstol nos manda (2 Timoteo 1:13) retener el modelo de palabras sanas. El sostener un lenguaje que no fue transmitido ni por los profetas ni por los apóstoles es una violación del mandato y los que lo rompen también son culpables de las perturbaciones y los cismas que se ocasionan con eso. No basta con decir que un artículo de fe se puede deducir de la escritura. Tiene que expresarse en el mismo modelo de palabras sanas en que los apóstoles lo entregaron." (The Religion of Isaac Newton, págs. 54, 55)

En una carta escrita a John Locke, en el que trata sobre el tema de la trinidad, utiliza el pasaje de Daniel 7:9, como argumento para demostrar la oposición de la Biblia a la doctrina, escribió: "¿De qué fuente te viene la seguridad de que el Anciano de Días sea Cristo? ¿Se ve en alguna parte a Cristo sentado en el Trono?"16 Es obvia aquí su propia conclusión, y la claridad de su pensamiento tocante a la relación del Padre con el Hijo siempre queda patente en los escritos de Newton. Por eso en otras partes recalca el punto de que la oración se puede hacer al "Creador en el nombre del Cordero, pero no al Cordero en el nombre del Creador (The Religion of Isaac Newton, pág. 61).

Para resumir de una forma escueta los argumentos que Newton tenía para repudiar la doctrina, se encuentra en su escrito titulado catorce 'Argumentos, un texto en latín, en el que expone numerosas citas que contradicen la doctrina, algunos de estos comentarios son: "4. Porque Creador engendró al Hijo en algún tiempo, éste no tuvo existencia desde la eternidad. Proverbios 8:23, 25. 5. Porque el Padre es mayor que el Hijo. Juan 14:28. 6. Porque el Hijo no sabía su última hora. Mar. 13:32, Mat. 24:36, Rev. 1:1, 5:3. 7. Porque el Hijo recibió todas las cosas del Padre.

Newton y las profecías
Pero no se limitó a tratar sobre el asunto de la trinidad, también tuvo fijación en los asuntos proféticos, escribió mucho sobre la interpretación de estas, sobre todo de libros proféticos, como Daniel o el Apocalipsis, pero a diferencia de grupos como los muggletonianos, él no veía su cumplimiento en su época, sino pensaba que dadas las circunstancias de su tiempo, faltaba todavía mucho para ello.

En un texto en el que entre otras cosas toca el tema del Apocalipsis y sus profecías, expresa detalles interesantes en cuanto a cómo entender las profecías, entre otras la de la "gran muchedumbre" de Revelación 7:9, 10. En su libro "Observaciones sobre las profecías de Daniel, y el Apocalipsis", publicada en 1733, dijo: "Estas profecías de Daniel y Juan no se entenderían hasta el tiempo del fin: pero entonces algunos profetizarían por sí mismos durante mucho tiempo en un estado de aflicción y duelo, y eso, para convertir solo a unos pocos. [...] Luego, dice Daniel, muchos correrán de aquí para allá, y se aumentará el conocimiento.

Pues el Evangelio tiene que predicarse en toda nación antes de la gran tribulación y el fin del mundo. La muchedumbre que lleva ramas de palmera en las manos, que sale de esta gran tribulación, para ser innumerable y sacada de todas las naciones, no ocurre a menos que sea así por la predicación del Evangelio antes de que esta venga".

Manuscrito perteneciente a Newton en el que comentaba el día del Fin
En realidad Newton, tenía el convencimiento de que el tiempo del fin culminaría en una nueva era de paz y prosperidad mundial bajo el gobierno milenario del Reino de Dios. Y afirmaba que se cumplirían entonces las profecías de Miqueas 4:3 y de Isaías 2:4: "Tendrán que batir sus espadas en rejas de arado y sus lanzas en podaderas. No alzarán espada nación contra nación, ni aprenderán más la guerra".

Sus estudios científicos, alquímicos y bíblicos, le hicieron apreciar la creación y el sentido que veía en todo, de tal manera que mezcló sus estudios científicos con los que enseñaban las Escrituras, pues no veía diferencia entre entender el funcionamiento de las cosas, sea grandes o pequeñas, sean leyes físicas, matemáticas, o elementos, reacciones químicas, funcionamiento natural, en todo él veía la mano del Creador. Pero no encontró en las religiones de su tiempo ninguna que cuadrara en su forma de pensar, las veía a todas como alejadas del verdadero conocimiento del Creador.

En otro texto en latín, Theologiae gentilis origines philosophicae, Newton explicaba los rasgos principales de la fe en la que el creía. Afirmó que en la antigüedad los pueblos adoraron muchos dioses, con diferentes nombres, identificados con elementos, planetas o antepasados divinizados.

La fe inicial en un solo Dios Creador había sido corrompida por la tendencia a la idolatría de los hombres. Newton consideraba al pueblo hebreo como al elegido por el Creador para restaurar la adoración verdadera, para ello envió a Moisés. Finalmente envió a Jesucristo, quien fue formado por el Creador pero de ninguna manera consustancial con Él. Así, el estudio de los documentos bíblicos escritos serviría para definir la fe original y restaurarla.

La Herencia de un Sabio
Pese a sus revolucionarias ideas, sin embargo, en ningún momento Newton se sintió impulsado a crear un movimiento religioso nuevo. El tenía el convencimiento de que la religión de su tiempo estaba alejada de Creador, y hasta la llegada del tiempo del fin, no volvería a florecer y sobresalir el verdadero cristianismo.

Tras su muerte en 1727, sus documentos fueron heredados por una sobrina suya llamada Catherine Barton. La mayor parte de sus trabajos nunca fueron publicados ni en vida de Newton, ni tras su muerte. Algunos porque fueron escritos como parte de su estudio personal, otros no fueron publicados para proteger su reputación, ya que su publicación hubiera condenado sin duda a su autor por hereje, sobre todo por aquello de la trinidad, las interpretaciones del Apocalipsis, en las que llegó a identificar a la Iglesia católica con la mujer de la Bestia del Apocalipsis, y otros no vieron la luz hasta muy tarde.

De hecho en los años posteriores a su muerte se publicaron las partes consideradas útiles y el resto, la mayor parte de los documentos, fueron olvidados ya que se consideró que podrían manchar el buen nombre y la fama intachable del gran sabio. Los documentos científicos pasaron en 1872 a ser parte de la biblioteca de La Universidad de Cambridge, el resto lo subastó Sotheby´s, sin mucha publicidad ni interés en 1936, quedando desperdigado por el mundo.

Pero gran parte de estos escritos menos conocidos, sobre todo los alquímicos, los adquirió en esta subasta el gran economista John Maynard Keynes, quien tras estudiarlos los donó al Kings College de Cambridge, universidad a la que perteneció Isaac Newton. Multitud de otros manuscritos se encuentran en diferentes bibliotecas de Inglaterra y Estados Unidos, y los de temática religiosa, muy denostados, se localizan principalmente en Israel, ya que fueron adquiridos por el erudito A.S. Yahuda quien los cedió, después del rechazo a hacerse cargo de ellos por parte de varias universidades norteamericanas, a la Universidad de Jerusalén.

No cabe duda que tanto científicamente como religiosamente se le debe mucho a Newton por la labor de este ilustre personaje, que sin embargo, de haber sido más abierto y enérgico en defender sus ideas en vida, posiblemente hubiese sido víctima, como lo fue Galileo, Servet y otros científicos creyentes del peso de las autoridades religiosas de su tiempo.

No obstante la influencia de Newton sobre algunos de sus contemporáneos fue notable, por ejemplo hemos citado a John Locke con quién mantuvo una abundante correspondencia, no por algo fue el primero que escuchó sus descubrimientos y tesis sobre la trinidad, y fue el quien lo animó a seguir adelante con sus investigaciones religiosas. Locke autor del Ensayo sobre el entendimiento humano, creía en un Dios creador cercano a la concepción calvinista del gran relojero, basando su argumentación en nuestra propia existencia y la imposibilidad de la nada de producir el ser.

La obra de Newton se ha mantenido viva y no cabe duda que despertó en muchas mentes, incluso del siglo XIX y XX, la idea de escudriñar las escrituras para derrumbar doctrinas por muy bien atrincheradas que estén, y lo hizo inteligentemente, pues de no haber sido por su cuidadosa y calculada cautela y sigilo, toda su obra habría desaparecido y su labor hubiese quedado en el olvido, como la de tantos sabios y maestros condenados al ostracismo bajo la poderosa maquinaria inquisitorial.

En resumen:
Isaac Newton, es un ejemplo de que estudiando la Creación se pueden lograr grandes descubrimientos científicos, los cuales armonizan con las matemáticas de un ser inteligente diseñador del Universo.
------------------------------

viernes, 10 de enero de 2014

¿Medidas Precisas del Universo Lejano?

Resumiendo el contenido
Universidad de Barcelona, Noticia: El grupo internacional del Espectroscopio Detector de Oscilación de Bariones (BOSS) ha medido la distancia que existe hasta galaxias situadas a más de 6.000 millones de años luz con una precisión sin precedentes del 1%. El trabajo, en el que participan científicos de la Universidad de Barcelona, también establece límites para la misteriosa materia oscura.

El equipo que integra este espectroscopio ha informado que ha logrado tomar la medida, con una precisión sin precedentes del 1%, de la distancia a galaxias lejanas localizadas a más de 6.000 millones de años luz de la Tierra.


Dice: llegar a medir distancias un millón de veces más lejanas con esta precisión es un reto en astronomía. Hay que deducir el ritmo de expansión del universo en el pasado. La distancia promedio a las galaxias afecta a nuestro conocimiento del contenido de materia y energía del universo.

Avances sobre la materia oscura: Los resultados de estos cálculos describen nuestro universo, como son su expansión en el momento presente, su curvatura o el contenido de materia oscura. De hecho, las medidas ponen nuevos límites a las propiedades de la misteriosa materia oscura que se piensa llena el espacio vacío, lo que provoca la expansión acelerada del universo.

Hasta ahora, parece consistente la idea de una forma de energía oscura que se mantiene constante a través de la historia del Universo. Para hacer un modelo de la forma y la estructura a gran escala del universo.


Da la impresión que con la presentación de esta noticia están pidiendo atención de las autoridades para no quedarse sin subvenciones. Analizando el contenido de la noticia nos damos cuenta de que lo presentado carece de consistencia científica conocida. Todo se basa en presentar supuestos de supuestas teorías, cada una de ellas mas indeterminada. En una edificación da igual que sea científica, no se puede construir si no existen fundamentos base en los cuales apoyarse.
Conclusión: La noticia con sus deducciones carece totalmente de fundamentos razonables. La energía oscura es pura teoría. La expansión del universo también es teoría y la forma de medir ni siquiera llega a hipótesis. Pero si estas deducciones astronómicas les sirve a los españoles o catalanes para ocupar un puesto teórico internacional, adelante. A exagerar es difícil que nos igualen.

sábado, 24 de agosto de 2013

Bomba Esférica de Implosión Eléctrica

Para detonar una bomba atómica existen varios sistemas. Básicamente se consigue integrando una bomba dentro de otra. Así, una bomba de fisión podía actuar como detonador de una bomba de fusión.

Uno de los sistemas para detonar una bomba atómica, se denomina implosión, se produce una implosión (hacia adentro) es el utilizado en bombas esféricas. Consiste en un entramado de implosión que apunta desde todos los lados hacia el centro de una esfera. Todo el entramado de implosión es activado a la vez mediante una acción eléctrica, de tal forma que la implosión simultánea converja en el centro de la citada esfera. Es decir, no se genera una explosión propiamente dicha (hacia afuera), sino que se produce una implosión (hacia adentro).


Figuradamente, sería igual que si consiguiéramos reducir el volumen de un globo hinchado apretándolo a la vez por todos los lados. La esfera, que es de materia físil, se comprime por efecto de la tremenda presión (implosión) ejercida sobre ella, aumentando la densidad del material (al concentrado) y formando a su vez una masa muy crítica que activa la reacción nuclear. Este sistema de detonación fue el utilizado en la bomba que Estados Unidos dejó caer sobre Nagasaki.

La bomba de implosión más potente del mundo fabricada en Rusia
Con gran efusión de imágenes, expertos militares ha mostrado a la televisión de su país, una nueva bomba de implosión de siete toneladas, sería cuatro veces más potente que su homóloga estadounidense.

Los resultados de las pruebas con esta carga han demostrado que en eficacia y en posibilidad es comparable a una carga nuclear, declaró un alto responsable del Ejército ruso.


La bomba de implosión, también denominada bomba de vacío, es un arma convencional que, al estallar, dispersa una nube de hidrocarburos. Esta se consume en una fracción de segundo, inflamando la atmósfera y provocando un fuerte calor, acabando con el aire en un radio a su alrededor.

Esta tecnología se remonta a la guerra de Vietnam, cuando los soldados estadounidenses habían bautizado a esta bomba de efectos devastadores cortadora de margaritas, ya que estaba destinada a la deforestación.

La televisión rusa mostró el lanzamiento de una bomba que redujo a polvo un edificio de cuatro pisos y unos 30 metros de largo. Según la cadena de televisión rusa Pervyi Kanal, esta bomba de 7.100 kilos, de implosión, la más potente del mundo, sería cuatro veces más potente que su homóloga estadounidense.

Ningún experto independiente fue interrogado al respecto por la televisión rusa y resulta imposible determinar la novedad o la veracidad de los elementos presentados por el Ejército ruso.
La televisión pública insistió en el carácter «convencional» de este arma.


El armamento atómico.
Antes de probarse con éxito el armamento atómico, los explosivos utilizados hasta entonces generaban la energía mediante combustión o descomposición de determinados compuestos químicos. Estos utilizaban los electrones más externos del átomo para generar la energía.

La potencia de la bomba atómica o nuclear resultaba inmensa en comparación con los explosivos clásicos; mientras que los compuestos químicos utilizaban los electrones más externos del átomo para generar la energía. La primera bomba atómica, por su parte, se basaba en la fisión del núcleo del átomo, es decir, en la ruptura de los núcleos atómicos de un mineral con una estructura de la materia adecuada para esta función, como era el plutonio. La bomba descrita utilizaba una esfera de plutonio de tamaño aproximado al de una pelota de tenis; la potencia de la explosión fue equivalente a 20.000 toneladas de TNT (trinitrotolueno).


En la década de 1950, la bomba atómica de fisión fue superada por la de fusión de hidrógeno (bomba H) extremadamente más potente; y más tarde, en las de 1970 y 1980, por la de neutrones. Los alemanes fueron los precursores de los misiles nucleares (constituidos a partir de 1950) con sus V-1 y V-2 conseguidos durante la Segunda Guerra Mundial. La investigación en el campo de la fisión y fusión nuclear, permitió conseguir potencias asombrosas, capaces de alcanzar el orden de los megatones (equivalente a millones de toneladas de TNT).

La bomba nuclear aplica la definición, la energía es equivalente a la masa multiplicada por el cuadrado de la velocidad de la luz. Es decir, que una pequeña cantidad de materia contiene una gran cantidad de energía. Si por ejemplo una materia de 1 Kg. de peso pudiese transformarse por completo en energía, la potencia resultante sería equivalente a 22 millones de toneladas de TNT.

En la bomba de fisión, la liberación de la energía consiste en la fragmentación del núcleo, que previamente fue bombardeado con neutrones. A su vez, el núcleo emite otro determinado número de neutrones que, nuevamente, genera fisiones nucleares manteniendo una reacción en cadena y por tanto una liberación de energía sostenida. La reacción en cadena depende de la masa del material, ésta debe ser bien estudiada para que se produzca; al material capaz de permitir la reacción se le denomina material físil, y a la masa adecuada para que se mantenga masa crítica.

Por su parte, en la bomba de fusión, también llamada termonuclear, la energía aprovechada es la que produce la fusión (unión) de los átomos de hidrógeno; es decir, la reacción opuesta a la fisión (partición) del núcleo del átomo.

Para que se produzca la fusión nuclear es preciso llevar a los átomos de hidrógeno a una temperatura de varios millones de grados (de ahí el sobrenombre de bomba termonuclear), momento en que adquieren incrementos de velocidad espectaculares. Para una cantidad de hidrógeno dada, se desarrolla una energía tres veces mayor que la misma cantidad de uranio.

Hasta aquí se puede entender la teoría de funcionamiento de la bomba de hidrógeno o termonuclear pero, ¿como conseguir en la práctica una temperatura de varios millones de grados que permita la fusión de los núcleos de hidrógeno...?. La única forma es mediante otra bomba atómica que libere esa tremenda cantidad de calor. Por eso, la bomba termonuclear, aunque de teoría conocida, no pudo ser llevada a la práctica hasta que fue perfeccionada la bomba atómica de fisión. Así, una bomba de fisión podía actuar como detonador de una bomba de fusión (integrando una bomba dentro de otra).

Tras algunos experimentos previos, la primera prueba a gran escala de una bomba de fusión se realizó el 1 de noviembre de 1952, la cual produjo una explosión de varios megatones (millones de toneladas de TNT). Solo seis meses después, la Unión Soviética también detonaba una bomba termonuclear, aunque de menor potencia.
-------------------------------------

miércoles, 21 de agosto de 2013

Materia, Fibras Entretejidas Energéticas

La Materia, el Átomo y sus Partículas. 
En el siglo pasado se dio comienzo a un mejor entendimiento de la materia y del propio átomo. Se comenzó a entender que la energía podía convertirse en materia. A su vez la materia podía transformarse en gran cantidad de energía. 

Los físicos fueron desechando la idea tradicional de que el átomo era una partícula compacta e indivisible y la más pequeña de la materia. La concepción que se tenía del átomo como una bola de billar compacta se hizo añicos. Entendieron que el átomo se componía de otras partículas más pequeñas, llamadas elementales y que estas a su vez se componían de otras partículas subatómicas aún más pequeñas.

Hoy en día se entiende que el átomo en su mayor parte se compone de espacio vacío, con un pequeño núcleo central de partículas llamadas elementales (Protones y Neutrones) y de otras partículas mucho más pequeñas (electrones) orbitando alrededor y a cierta distancia del núcleo.

Las partículas infinitamente pequeñas esencias de la composición de la materia son indetectables. Esas partículas de energía se entretejen para formar otras más grandes que ya llegan a detectarse microscópicamente. Pero para llegar a ser detectadas como materia visible tienen que entretejerse en conjuntos de partículas todavía más grandes.

Lo más sorprendente de todo es que la física ha mostrado que las partículas del átomo están formadas de energía en movimiento dinámico. Por lo que surge la pregunta: ¿Cómo puede ser qué las partículas materiales se compongan de una forma de energía en movimiento dinámico, y le den a la materia una apariencia tan compacta y estática?.

La Acción Circulante de Fibras.
El modelo más aceptable encontrado que nos ayuda a entender que la energía dinámica forma las partículas que componen la materia. Que la masa de la materia es el equivalente a la energía que contiene, y que la materia puede convertirse en energía. Tiene que ver con que las Partículas se forman a partir de la "Acción Circulante de Fibras Entretejidas Energéticas".


Se puede comparar con una madeja de lana que tiene una forma compacta de ese material. La madeja está formada por fibras de lana entretejida enrollada en círculos. Si deshacemos la madeja de lana enrollada y deshacemos el entretejido, nos encontramos con un inmenso montón de fibras sueltas que ocuparían mucho espacio. De la misma manera al deshacer el entretejido energético de la materia resultaría en que la cantidad de energía liberada sería enorme.

Con este modelo es incluso posible explicar ciertos conceptos tan básicos, como el de que la masa es una medida de la cantidad de energía contenida en la materia. La ciencia ha explorado en el ámbito de la física y la química las leyes que rigen la interacción de los átomos y las moléculas. Y la idea de que las partículas elementales están formadas de energía nos ayuda a entender la naturaleza interna de la materia y las fuerzas tan poderosas que suelen ir asociadas a ella.

Movimientos direccionales.
Del mismo modo que el movimiento adopta una determinada dirección, entendemos que en las partículas, la energía representada como puro movimiento dinámico, también puede adoptar un movimiento direccional definido. Como resultado, una partícula puede funcionar junto con otra, esto ocurre cuando el movimiento energético direccional de una partícula "entrada-salida" coincide con la "entrada-salida" de la siguiente partícula.


Algo parecido sucede en el movimiento direccional que se da en un conductor eléctrico, en el que la corriente sigue una dirección. Resultando que solo hay dos polaridades, según la dirección de la corriente, un extremos llega ser el polo negativo y el otro extremo el polo positivo.

La carga eléctrica es otra fuerza esencial poderosa que parece en la naturaleza, la cual está relacionada con el magnetismo. Considérese por ejemplo, el magnetismo. Varios trocitos de papel suelen adherirse a un objeto plástico cargado de electricidad. Las limaduras de metal se adhieren a un imán. Son fuerza muy reales, y potentes, pero para la ciencia es muy difícil explicarlas cabalmente.

El modelo mencionado nos brinda una explicación mejor, al darnos a entender que tales fuerzas son intrínsicamente dinámicas. Un ejemplo lo tenemos en la forma de transmitir energía en el espacio, son las "vibraciones de fibras energéticas" las que producen ondas electromagnéticas, entre ellas se encuentran las de la luz, que transmiten la energía a través de grandes distancias.

La Energía Dinámica Genera el Universo.
Un universo infinito, no podría expandirse, porque esa infinitud haría imposible aumentarlo. Con lo cual, inevitablemente el universo tiene que ser un espacio finito o cerrado. Un universo limitado, tampoco podría expandirse, haría imposible aumentarlo en un espacio cerrado. Un universo con espacio vacío, tampoco podría expandirse, ya que no es nada.

Al estar formado el universo por movimientos energéticos dinámicos, para poder expandirse se necesitaría un suministro de grandes cantidades de energía. Esto no es posible por que violaría la ley de la conservación energética: la energía ni se crea ni se destruye, solamente se transforma.

Un universo dinámico.
Desde la parte energética invisible, hasta su visualización como materia, todo el funcionamiento del universo depende del movimiento generado por la "Energía-Dinámica". Como resultado todo el funcionamiento del universo se compone de movimientos energéticos-dinámicos. Ninguna de esas infinitas pequeñas partículas saturadas constantemente de movimiento dinámico que forman el universo y su materia podrían dejar de moverse, Esto nos lleva a darnos cuenta, de que en ese mismo instante en que dejaran de moverse los movimientos energéticos-dinámicos, el universo dejaría de existir, se convertiría en nada.

Formación del Universo con "Energía-Dinámica"
Nuestro universo es enorme, pero todo su funcionamiento se compone de acciones en movimiento dinámico. Todo lo observado, indica que el universo fue formado a partir de "Energía-Dinámica". Con ella se desarrollaron toda clase de movimientos dinámicos, que por medio de entretejer energía, formaron los diferentes sistemas estelares y sus programas de funcionamiento.

De manera que para la formación del universo se necesitó aportar grandes cantidades de "Energía-Dinámica". Según se fue suministrando la energía dinámica, el universo fue haciéndose cada vez más grande; pero siempre manteniéndose en su espacio, donde se desarrollan los funcionamientos de los movimientos dinámicos.
------------------------------------

Alternativas Eficaces para la Energía

Los seres humanos nos hemos transformado en devoradores insaciables de energía. Hemos asociado desarrollo y civilización con derroche y despilfarro energético. Consumimos más energía que en toda la historia precedente de la humanidad. El despilfarro energético viene siendo un gran negocio para los productores y para los distribuidores de energía. Las alarmas energéticas y ambientales hace tiempo que saltaron.

¿Existen otras alternativas?
En medio de las dudas, nuestra condición humana nos lleva a reflexionar sobre si existen otras vías alternativas para con el consumo de Energía. Y en la mayor parte de las ocasiones nos encontramos con sorpresas.

La posibilidad de producir de todo en grandes cantidades requería grandes consumos de energía, Paralelo a esto también se necesitaban modelos teóricos que permitieran cuantificar, programar y calcular las necesidades que se podían extraer de madera, carbón o energía hidráulica para que el negocio continuara.

En esa interrelación se forjaron edificaciones conceptuales, como son las matemáticas, la física, la química, las ciencias e ingenierías) deslumbrantes: la termodinámica y la cinética química. Con ello se definieron y calcularon de forma precisa la energía contenida en un gramo de combustible: carbón, aceite, petróleo, madera…, así como las vías para transformarla en energía eléctrica o mecánica.

Dos forma de desarrollar la energía.
Primera sorpresa: ya los teóricos nos advirtieron que había dos formas de 'quemar' el combustible. Una muy ineficaz, el de las máquinas de vapor, generando una fuente de calor a alta temperatura. Otra muy eficaz, ¡cómo no!, ya desarrollada por la Creación biológica hacía miles de años: la combustión a temperatura ambiente para producir energía muscular, térmica o cerebral en los seres vivos.


Un tal Carnot estableció, -explicado en términos sencillos- que el más eficaz de los motores de fórmula 1, de los turborreactores o de los cohetes de propulsión que podamos construir nunca logrará aplicar mas allá de un 30% ó 40% de la energía almacenada en el combustible. El resto se disipa en calor que resulta inútil. Es una ley universal que se cumple para todas las máquinas térmicas pasadas y presentes. Desde entonces, la humanidad vive prisionera del ciclo de Carnot.

Los termodinámicos nos informaron sobre las magnitudes energéticas disponibles, la fracción utilizable para mover motores y la que se disiparía. Pero fue la cinética química la que nos permitió calcular a qué velocidad podíamos liberar la energía que necesitábamos. Descubierta la herramienta, la termodinámica permite calcular lo que costaría dar la vuelta al proceso y transformar CO2 y agua en gasolina, o divertirse calculando cómo y con qué coste energético podíamos transformar el CO2 generado en otros productos no contaminantes, como carbonatos sólidos. Pero esto no fue negocio y no lo es aún hoy. Por ello, se tomó el camino más rentable para los productores de energía: liberarlo en la atmósfera, tirarlo.

Las pilas de combustible cobran cada vez mayor peso como alternativa.
En relación con esto salieron a escena (entre 1800 y 1840) unos tales Schönbein, Grove, Davy, Volta y Faraday. Descubrieron nuevos funcionamientos y estaban ansiosos por indagar sus posibilidades. Mostraron que la electricidad, al pasarla por una disolución de agua con sales, descomponía el agua en oxígeno e hidrógeno. Funciona como una pila eléctrica en la que los materiales de los electrodos son gases: mientras se vayan añadiendo la pila funciona sin acabarse.

Demostración: se borboteó oxígeno en un electrodo de platino, e hidrógeno en el otro, para comprobar que se formaba agua y ¡por el circuito pasaba electricidad! Grove descubrió la pila de combustible. ¿Por qué de combustible? Porque se quema hidrógeno con oxígeno para dar agua y electricidad, ¡pero se quema a temperatura ambiente! No es una máquina de combustión térmica muy caliente, es una máquina de combustión fría. ¡Nos hemos escapado del ciclo de Carnot! Imitamos a los seres vivos que queman glucosa a la temperatura constante del cuerpo.

Rendimiento.
Aplicando las leyes de la termodinámica nos dijeron que se puede obtener como rendimiento, sumando la forma aprovechable y la parte que se disipa como calor, hasta un 80% del total de la energía química del combustible. Los sistemas de combustible actuales alcanzan el 30%, por lo que queda un gran camino que recorrer.

Un gramo de combustible usado en una pila puede dar el doble de electricidad que la generada por otro gramo a través de una turbina en una central térmica. En términos de aprovechamiento energético: para obtener la misma electricidad se contaminaría la mitad y se ahorraría la mitad del combustible.

Se desarrollaron las pilas y las baterías.
En un comienzo llegaron a tener más motores eléctricos de carretillas y coches, que los de propulsión a vapor. ¿Porqué entonces se abandonó el desarrollo de las pilas de combustible hasta ser retomadas con las misiones Apolo de la Nasa? No hay una contestación clara, quizás los científicos no supieron desarrollar catalizadores más baratos y abundantes que el platino o los metales preciosos para hacer rentables las pilas de combustible.

El mercado egoísta decide y ya mandaba entonces.
Surgieron los negocios de las cadenas de montaje y de los motores de explosión interna, como un tal Ford que, con los aliados del petróleo barato y abundante, barrieron del mercado cualquier otra alternativa. Y desde entonces los científicos y sus posibilidades alternativas quedaron arrinconados.

Sin embargo son los mercados los que están decidiendo que ahora es el momento de lanzar coches, submarinos y máquinas eléctricas más eficaces: Por lo tanto ya es hora de poner en marcha los motores eficaces que usan pilas de combustible.
--------------------------------------